Otro elemento identificativo es el calzado, ya que muchos planos enfocan a sus testículos y permite ver las zapatillas que llevaban.
En ningún momento, en ningún momento ella se sintió a disgusto o nosotros la tratamos mal sostuvo.
En otro momento una voz masculina pronuncia las siguientes frases: Quieres que te la meta?
En estos 22 segundos sí se escuchan comentarios como tú, tú, graba o sigue, sigue, sigue, quilla cómeme, eso es, eso.En cuanto a este primer vídeo, tan sólo se escuchan sonidos de gemidos y jadeos.i- hace 8 años 0, votar a favor 0, votar en contra, comentario.Solamente en una escena se ha detectado cierta iniciativa, no pudiendo precisar si obedece más bien a una reacción instintiva u automática que a un acto consciente y deliberado, añade el informe de la Policía Foral.No hay en los siete vídeos una sola palabra de la joven denunciante a ninguno de los acusados.No sé el motivo que le ha llevado a denunciarnos ni con qué intención lo ha hecho".En los planos en los que no se aprecian sus rostros, los investigadores han podido determinar la participación concreta de cada uno de los implicados gracias a sus tatuajes, sus lunares o las camisetas que vestían esa noche (se sacaron muchas fotos clasificados chicas buscan chicos durante la fiesta).También ha trascendido el testimonio de Jesús Escudero, Escu, quien entre lágrimas manifestaba su rechazo a los violadores.Otra variedad en alza son las camisetas de pijama divertidas, con dibujos infantiles y eslóganes traviesos que ayudan a soltarse la melena en casa hasta a las más serias.A nivel de interacción corporal/física con los investigados, se observa que la denunciante adopta un rol pasivo y neutro con respecto a los actos y juegos de naturaleza sexual de los investigados.Lo hicieron dos meses después, desde prisión y por videoconferencia.Aunque el contenido de los vídeos demuestra el interés de los detenidos por no hacer ruido, en ningún momento se aprecia que le tapen la boca a la denunciante.En ellos se aprecia a los cinco jóvenes sevillanos rodeando en todo momento a la joven madrileña de 18 años en el rellano de un portal en Pamplona.
Lo ha hecho lejos de casa, en Madrid, pero aun así ha sido una fiesta de lo más especial a la que no han faltado muchos de sus amigos y ex compañeros de la academia de Operación Triunfo.
Sí, pal fondo vale.



Estos argumentos los refleja también el juez en sus autos cuando dice que no se detecta colaboración, sino ejercicio de superioridad física por parte de los agresores.
Croquis del portal de Pamplona: a la izquierda, posiciones de los jóvenes sevillanos y la joven denunciante según el informe pericial de los vídeos; a la derecha, detalle de uno de ellos, Jesús Escudero.

[L_RANDNUM-10-999]