Sin embargo, las plan de sexo chaud cosas no serían tan sencillas para la pareja, pues Srisaket de manera infortunada perdió el boleto.
Cansado, adolorido, hambriento y sediento, esperaba esa luz al final del camino, esa que le dijera que su suerte estaba por cambiar, pero no fue así, cuando llegó a Bangkok, tuvo que caminar 60 kilómetros para solicitar un trabajo que le permitiera al menos poder.
Cada golpe, cada conocer chicas hot lágrima, cada gota de sudor, cada kilómetro recorridoeran la semilla de un futuro prometedor, él lo sabía y por eso no importaba el sacrificio, mucho menos las horas extras en el gimnasio.Soy la amante nocturna, la de noctámbulos besos, ( mis ojos, túneles profundos donde se pierde la soledad).Una pelea, un instante con el que un pequeño niño soñó día y noche.Su convicción por ser una estrella del boxeo y el estar bajo el cuidado de su promotora dispararon de manera extraordinaria su carrera, tanto así que ganó 17 peleas consecutivas todas por la vía del cloroformo.Hoy el mundo entero lo conoce, habla de él, del nocaut que propinó al japonés Yota Sato y lo convirtió en campeón mundial del Consejo Mundial de Boxeo en la división supermosca: Srisaket Sor Rungvisai, pero la historia de este campeón comenzó muchos años atrás.Los papás, claro está, con mayor preocupación de llevar el alimento a la mesa y dar a sus pequeños lo mejor; ellos, conscientes del esfuerzo de sus papás pero sumergidos en los juegos de niños, en los sueños diurnos y con la esperanza de cumplirlos.Cuando debutó peleó en Japón y después en Tailandia; sin embargo, y a pesar de todos los esfuerzos que el debutante hizo, la falta de guía y de preparación provocó que perdiera la mayoría de sus peleas.La que se abre la de ambivalentes tardes.Dispuesto a no darse por vencido Srisaket pidió a su entrenador y a Thainchai Pisitwuttinan, Promotor de la empresa Nakornloung, la oportunidad de entrenar en su gimnasio y demostrar que tenía las armas necesarias para ser un gran campeón.Los días buenos eran de fiesta, pues con el poco dinero que sobraba se iba a comprar un paquete de fideos instantáneos para la cena y como buen compañero de vida, sacrificaba su porción de comida con tal de que su pareja no padeciera.Soy la que renace, la que se abre la que se cierra.Durante este ascenso conquistó el título asiático del WBC, el cual defendió en cuatro ocasiones.Soy la que te crucifica con mis ojos, con mi lengua, la que se pierde en tu mirada lela, la que infatigable.Un día, de esos que parecerían rutinarios, el destino de este guerrero tomó un rumbo diferente.Una familia unida, sin lujos, ni excentricidades, todo lo contrario, los Sor Rungvisai vivían humildemente, sorteando las carencias del día a día.Srisaket sabía que el futuro mejor que tanto anhelaba, estaba ahí, esperando por él; pero que el camino no sería sencillo y aún trabajando de sol a sol muchas veces tuvo que buscar restos de comida en la basura para alimentarse y sobrevivir.Corría el año de 1986 cuando el futuro guerrero de los puños llegaba al mundo, dentro de un seno familiar ciento por ciento deportivo; una familia amante y fiel al Muay Thai (un deporte símbolo nacional de la historia y la identidad del Reino.Pero esto era apenas el comienzo de la gloria, pues el pasado 3 de mayo Srisaket se convirtió en un héroe nacional al conquistar el título supermosca del WBC en una guerra contra el japonés Yota Sato a quien venció por nocaut técnico.El tiempo transcurría rápido, el trabajo era arduo, las recompensas monetarias muy precarias y las responsabilidades y el hambre eran cada vez mayores. .Un hombre que hoy recoge los frutos de su esfuerzo, quien nunca se rindió ante la adversidad y que ahora vive el sueño de su mágica aventura.El día que marcaría el comienzo de una nueva vida para Srisaket, una vida donde quedó atrás el hambre y la desesperación, las noches de angustia y de saberse con los bolsillos vacíos terminaron.



Y claro, una aventura no sería aventura sin esos reveses que la vida te pone, tal vez como una forma  de probar tu espíritu, o simplemente como una mala jugada del destino.


[L_RANDNUM-10-999]