senoras buscando chavos

Cuando terminaron de comer pasaron al salón.
Raúl y Juan entraron en la casa.
Manolo le dio la vuelta a mi mujer y puso una gran cantidad mujer extranjera busca hombre chileno de crema sobre su estomago.Después se montaron todos en el coche, cuando pensaron que estaban suficientemente lejos."Puede ser, pero tenemos la obligación de superarlo, quién sabe si volveremos a disfrutar alguna vez de esta puta." -"Superarlo?Y si a la persona que se lo has entregado no se lo merece,?porque no encontrar a alguien que de verdad te haga sentir como te mereces?"Recuperaré las cintas si lo hago?" -"Ya es demasiado tarde, las cintas son nuestras, si quieres follarte al perro lo harás sin conseguir nada a cambio." Dijo Raúl."Eres una puta salvaje?Raúl ordenó a Manolo acercarse con el perro.Qué es lo que quiere?" -"Soy Manolo, el casero, y vengo a limpiar la piscina.".Si quieres saber como se hacen, comienza por elegir el tipo de trenza de raíz a elaborar.El rubio se metió dentro de la barra y sirvió unas copas, luego le dijo al camarero que se fuera y cerró la barra, volviendo al instante junto a María y su compañero."Vaya perra, como disfruta." Dijo Juan.A María se le saltaban las lagrimas del dolor.Ella no podía verlos porque estaban en la penumbra, pero ellos si podían disfrutar de esa visión en primera fila.Se lanzó sobre mi mujer con todo su peso, ella cayó sobre el capó del coche, sus doloridas tetas amortiguaron la caída.Vamos a tomar una copa y nos iremos para casa, volverás a tener noticias nuestras." Raúl no se conformaría con eso, les había prometido a sus amigos un punto final grandioso para el fin de semana y lo iban a tener.



Solo queremos mirar." El tipo se enfadó.
Durante los siguientes treinta minutos continuaron así, el muy bastardo tenía un aguante impresionante.

[L_RANDNUM-10-999]